viernes, 18 de febrero de 2011

SI ME QUEDO EN SILENCIO...


Es porque aun miro a tus ojos fijos como la luna mira al cielo cada noche esperando descubrir un universo nuevo, unico, un universo que esta alli, latente, expectante, un universo de color donde tus pupilas son los soles que rigen a una constelacion de sueños y deseos que se funden en una sola palabra: TU NOMBRE.

Si me quedo en silencio es porque tu sonrisa me ha robado cada una de las letras que en algun momento conoci. Se ha adueñado de mi abecedario y me ha hecho preso del silencio que retumba en mis oidos como olas golpeando la firme costa de un mar bravio. Se adueño del idioma para hacer de el su propio medio de comunicacion, alli donde reina tu voz, donde reina el canto del ave que nunca salio de su garganta...

Si me quedo callado es porque al verte siento que nunca he amado, que nunca he descubierto un aroma tan dulce como el de tu voz, una rima tan unica y una lirica tan tuya como aquellas que nacen de tus manos...

Si me quedo en silencio en esta noche, es porque descubro que nunca fui poeta. Al verte descubro que nunca encontre los versos exactos para describirte y que todos los poemas de amor, de vida, de libertad, de paz, de esperanza, de sueños y milagros han sido falsos pues todos ellos encuentran su verdad en ti...

Por eso te pido perdon!.

Si me quedo en silencio y no puedo hablar, es porque mis manos han quedado afonicas al sonido de la pluma que con amor escribe en esta hoja lo que nunca vio, lo que nunca toco, lo que nunca sintio...

Y si en esta noche no recupero la voz, juro que mi alma gritara en medio de la noche estrellada tu nombre, para que el sonido del silencio viaje en medio del tiempo y del espacio que solo tu generas... Y asi, aunque en esta noche no recupere la voz, sabre que he nacido tan solo, tan solo para que tu me oigas...



Gustavo Ezequiel Ruiz-Rodriguez

Una madrugada de verano de Febrero de 2011

martes, 8 de febrero de 2011

EN ESTA NOCHE...




Quisiera derrumbar las paredes de mi cuarto y encontrarte al fin;
Quisiera gritarle al viento cuanto me haces falta y que lo oigas sin impedimentos.
Quisiera forjar sentimientos opuestos y no extrañarte como lo estoy haciendo,
y es que mis sueños sin ti van muriendo
y se enredan en la luz tenue de tu fotografia...
Y por tenerte a mi lado que más yo daría
sino la vida misma de un suspiro,
y abrazarte por siempre como el alba al rocío.

En esta noche me hacen falta tus sueños,
sueños que mas que tuyos son mios,
sueños que se hacen realidad con cada palabra que dibujamos al viento,
ay, amor, esto es lo que siento!
Que el cielo mismo ya se ha abierto
para regar de amor nuestros jardines y llenar de lupinos nuestros mares,
despegar en una nube con el impulso de un beso
y con el calor de tus manos llegar al horizonte.

En esta noche te siento tan lejos y tan cerca a la vez!
La luna misma se esconde tras la montaña que una vez te vió nacer.
Las estrellas se cubren de niebla y la oscuridad te deshoja las flores del mañana.
Mi cama está llena de tu ausencia y mi piel se olvida de sentir.
Amor, el tic tac del reloj nocturno golpea a mi puerta.
Me susurra tu nombre al oido y las horas que no ha sabido de ti.
Lo combato con tu sonrisa grabada en una fotografia
y cual ave extiende sus alas para retirarse en vuelo y perderse de mi vista.

Al parecer, hemos vencido.
El leve susurro de tu voz se extiende y acaricia mis costas.
Un tímido "te quiero" se asoma por mi ventana y pronuncia mi nombre.
La noche se acorta y mis labios te buscan.
Mi alma grita "TE EXTRAÑO!" Mas el destino anuncia tu llegada.
En esta noche me faltas tú, es cierto, pero cuánto te pienso!
Y es que el corazón tiene memoria propia,
memoria que hoy late por ti...


Gustavo E.Ruiz-Rodriguez